Close Bitnami banner
Bitnami

El vicegobernador, Gustavo Canteros, entregó hoy un reconocimiento a los “Hacedores del bien común”, dando continuidad al programa que pone en valor el trabajo que realizan los correntinos, a través de numerosas organizaciones que detectan una carencia o necesidad y desarrollan acciones para paliarlas.

En este caso los distinguidos fueron el Instituto para Ciegos y Disminuidos Visuales “Valentín Haüy”; el pastor Miguel Ángel Pujol que tiene a su cargo “La Casa de mi Hermano”, y el Laboratorio Central de Redes y Programas de Corrientes.

“Estamos reconociendo hoy a hombres y mujeres que, a través de distintas instituciones cumplen una misión esencial para la sociedad”, afirmó Canteros.

LOS RECONOCIDOS
El Instituto Valentín Haüy, con 44 años de actividad ininterrumpida, es un centro de rehabilitación para discapacitados visuales que cuenta con un equipo interdisciplinario que trabaja en la institución integrada por psicólogos, asistentes sociales, oftalmólogos, estimuladores tempranos, quienes se ocupan de la evolución inicial de las personas que llegan y que determinan cuáles son las prioridades de atención. Pero además trabajan en el lugar, profesores en sistema Braille, estimuladores en trabajos manuales, profesores de educación física, profesores de desarrollo e integración laboral, y quienes se ocupan del trabajo que respecta a la movilidad.

Ricardo Núñez, director ejecutivo del Instituto que depende del Ministerio de Salud Pública de la Provincia, expresó durante el acto: “Este reconocimiento del Vicegobernador es un viento de ayuda desde el punto de vista emocional, es una caricia al alma que nos da más fuerzas y más ganas de seguir trabajando, no sólo por nuestros pacientes, sino por toda la comunidad”. Y destacó: “éste centro es totalmente gratuito y es uno de los únicos que hay en el país”.

El pastor Miguel Ángel Pujol es fundador de “La Casa de mi Hermano” y presidente de la Fundación “Comunidad Cristiana”. La Casa de mi hermano está ubicada en Tucumán 1330, empezó a funcionar el 16 de diciembre del 2000 y su misión es brindar hospedaje transitorio a aquellas personas del interior que se encuentran en la ciudad por temas de salud. “Es un espacio totalmente gratuito. El año pasado, antes de la pandemia, hemos albergado a más de 6 mil personas y seguimos aumentando.

Ahora trabajamos con todo el protocolo de salud y confiando en Dios que esto pronto terminará”, señaló Pujol.
Cabe destacar que “La Casa de Mi Hermano” está solventada por la Iglesia “Comunidad Cristiana Nueva Vida”, además del aporte de muchos amigos colaboradores solidarios y en este contexto de pandemia.

Finalmente recibió el reconocimiento el Laboratorio Central de Redes y Programas de Corrientes que cuenta con profesionales de primera línea y la última tecnología analítica. Es un centro para análisis de alta complejidad donde trabajan alrededor de 60 profesionales. Además, el 60% de los pacientes no tienen cobertura de obra social, es decir que la atención es totalmente gratuita.

El centro de análisis está ubicado en Plácido Martínez 1044. Es un centro de referencia regional, donde se analizan muestras de provincias vecinas como del Chaco, Misiones y Formosa. También está capacitado para realizar estudios de compatibilidad de donantes de órganos, trabajando 24 hs. para verificar si hay compatibilidad de donantes entregando el resultado en el momento.

En representación de la institución concurrieron los bioquímicos Gerardo Andino, Pablo Kawerín y Natalia Ruiz Díaz, junto al contador Guillermo Picolini.

Close Bitnami banner
Bitnami